Cuando ayudar a un adolescente en problemas te da más de lo que esperas

¡Hoy me siento muy feliz! He ayudado a un chico a encontrar a su hermana. Me explico: el muchacho en cuestión (James, un inglesito de 17 años) había salido con su hermana y unos amigos de fiesta. Bebieron un poco y, en algún momento de la noche, James perdió de vista a sus dos amigos y a su hermana.

Lo encontré apoyado en una pared, con cara de preocupación. En un primer momento pasé de largo, pero volví sobre mis pasos y le saludé en inglés: “Hola, ¿Tienes algún problema? ¿Necesitas que te ayude?“.

Fue entonces cuando me contó su problema. Estaba nervioso y, aunque estaba algo bebido, parecía muy preocupado por su hermana. ¡Ella tenía sólo 15 años y se había perdido con otros dos chicos de mayores que ella! “Ella es mi responsabilidad; tengo que encontrarla“, repetía una y otra vez.

Así que saqué mi teléfono móvil e intentamos llamar a los otros dos chicos, que no contestaron.

James se puso más nervioso, así que le prometí que me quedaría con él hasta que encontráramos a la niña.

Le acompañé hasta donde se quedaba a dormir (está de vacaciones en Tenerife), para ver si su hermana había regresado por su cuenta; pero ella no estaba ahí. Llamamos de nuevo a los dos chicos y nada. Fuimos hasta la recepción de su hotel para hablar con la recepcionista.

Ella, muy amable, se puso en contacto con la seguridad del hotel y, mientras les describía a la hermana de James, la niña apareció por el vestíbulo! Estaba bien. Había estado buscando a James hasta que decidió volver al hotel.

El muchacho se puso muy contento, aunque le dijo algo a la hermana (no le entendí) con una cara muy seria. Luego se acercó a mí y no sabía cómo agradecérmelo. Realmente estaba muy agradecido por haberle acompañado durante todo el tiempo en el que no sabía dónde estaba su hermana. Me sonrió, me cogió de la mano mientras me decía que era una buena persona, me abrazó… Y yo, con la estima por las nubes.

Y, por supuesto, me sentí muy, muy satisfecho de haberle ayudado.

¡Muy feliz de haberme dado la vuelta y haberle preguntado si necesitaba ayuda!

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: