Flores de Bach para las caras tristes

Para muchos, 2008 ha sido un año difícil. Y qué más decir ahora, con la crisis económica que se nos ha venido encima (“¿crisis? ¿qué crisis?“). Y aunque somos personas fuertes y podemos aguantar lo que nos echen encima, en ocasiones nos quedamos exhaustos; a punto de tirar la toalla y mandar al mundo a freír espárragos.

Es normal sentirse triste de vez en cuando, pero cuando este estado empieza a ser más recurrente, es bueno hacer algo para mejorar.

Hace un tiempo, en una época de cambios laborales intensos, utilicé las flores de bach para ayudar a recuperar mi estabilidad emocional y me fue tan bien que hoy en día no dudo de su eficacia. No quiero entrar en polémicas acerca de si son sólo un placebo o no, etcétera. Lo que puedo decir es que a mí me han ayudado.

Así que si tienes la cara triste y quieres darle una oportunidad a las Flores de Bach, te presento la combinación que estoy tomando:

Olmo, que genera fuerzas en momentos de flaqueza física y mental, en situación de máxima responsabilidad.

Aulaga, necesaria cuando la fe y la esperanza han desaparecido y se actúa sólo para complacer a los seres queridos.

Mostaza, que te sustrae de la negrura de la depresión profunda y súbita y permite recuperar la energía.

Castaño rojo, que ayuda a seguir luchando cuando sólo queda angustia y desesperanza tras un largo período de dolor.

Castaño blanco, que relaja la mente cuando ideas o imágenes indeseables y reiteradas no dejan lugar a ningún otro pensamiento.

Simplemente, he añadido dos gotitas de cada esencia en un pequeño recipiente casi lleno de brandy. Todos los días vierto otras dos gotas de esta nueva combinación debajo de mi lengua, o en un vaso con agua que bebo a sorbos. Si es un día bueno, lo pruebo una vez. Si es un día malo, tres veces al día. No hay contraindicaciones y normalmente no existe riesgo de sobredosis… a menos que te bebas un litro de “brandy con esencias de bach” de una sola sentada.

Me gusta leer el libro “Las Plantas Sanadoras de Edward Bach”, escrito por Julian y Martine Barnard en donde se encuentran las afirmaciones e indicacines respectivas a cada planta. Son textos inspiradores, que sirven para meditar. Como ejemplo, el extracto referido al Olmo:

Afirmación

“La vida no nos demanda un sacrificio impensable, sino que nos pide que viajemos en su trayecto con alegría en el corazón y siendo un bendició

n para todos cuantos están a nuestro alrededor, de modo que si dejamos el mundo, aunque sea sólo un poco

mejor gracias a nuestra visita, nuestro trabajo estará hecho”.

Indicación

“Para aquellos que realizan un ben trabajo, que están siguiendo la llamada de sus vidas y que esperan hacer algo de importancia, siendo todo ello con frecuencia en beneficio de la humanidad.

En ocasiones pueden haber momentos de depresión en los que esas personas sienten que la tarea que han emprendido es demasiado difícil y está más allá de los límites de la capacidad del ser humano.”

Y ahora, una pequeña encuesta:

[polldaddy poll=1019467]

P.d.: Si parecen haber suficientes votos a favor, sortearé 5 botellitas con mi combinación de Flores de Bach gratis entre mis suscriptores!

No olvides suscribirte al blog si has marcado un SÍ

{ 4 comentarios… léelos más abajo oagrega uno }

juanp octubre 21, 2008 a las 21:06

Muy interesante y práctico el artículo, gracias por compartir tu experiencia!!!!

Responder

Maria Guadalupe Pereira octubre 22, 2008 a las 00:57

Te felicito por dar informacion sobre este maravillo tema, personalmente desde niña he aprobechado bastante sobre alternativas naturales con gratificantes resultados, ya que no tengo afinidad con los quimicos, simplemente no me llevo bien con ellos, algo que al parecer ha venido con migo.
Por esto es que suelo estar en contacto con esta clase de informacion por diferentes medios, como lo hice visitando este bonito espacio.
Mucha suerte
Alegres Saludos
Guadalupe

Responder

Alfredo octubre 22, 2008 a las 20:34

Gracias! 🙂

Responder

Andrés Addesso febrero 8, 2009 a las 17:23

Si gusta le invito a leer mi blog, a efectos de intercambiar comentarios.
Atentamente Andrés Addesso

Responder

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: