Ser homosexual en la tercera edad

(www.alfredocarrion.com) Este es un tema muy llamativo y complicado a la vez. La homosexualidad, si bien en nuestros días es un tema habitual en las conversaciones, y es (finalmente) tomado como algo natural, para los hombres y mujeres homosexuales mayores a los 50 años de edad ha sido un asunto de extrema delicadeza.Matrimonio Gay

Debes tener en cuenta que hace tan sólo 10 años, la homosexualidad era considerada todo un tabú, un tema innombrable. Incluso la existencia de un homosexual declarado dentro de las familias prominentes de las distintas sociedades era considerada una verdadera desgracia.

A eso, súmale que hace apenas 20 años la aparición del VIH o SIDA hizo que la comunidad gay de las distintas regiones del mundo fuera observada como un underground a la decencia, como un grupo de desadaptados sociales que esparcían enfermedades gracias a sus “malas costumbres”… ya puedes imaginar lo que los abuelos de hoy tuvieron que pasar: esconder su sexualidad al mundo, y hasta no dar cuenta de su preferencia sexual sino hasta su edad adulta.

Hoy la homosexualidad entre las generaciones mayores es un asunto más natural, y es de remarcable valentía el lograr abrirse paso en el mundo, declarándose abiertamente homosexual en una edad avanzada. Claro, es mucho más difícil para un abuelo que para un nieto, el admitir al mundo (y a toda una familia que viene detrás) que uno es gay. Pues, piénsalo así: cuando tú saliste del armario, te fue duro hablar con mamá al respecto, ¿verdad? Simplemente tuviste que darle vueltas al asunto en tu cabeza hasta que un día se lo dijiste. Bien, ahora imagina si tienes hijos y nietos… y que los tuviste en un matrimonio que mantuviste gracias a los estándares sociales, tan ajenos a tus deseos y tus creencias. ¿No es justo, verdad?

Pero, seguro, existe un grupo más privilegiado entre los homosexuales de la tercera edad. Ellos son los hombres y mujeres que siempre vivieron acorde a sus deseos. Ellos, unos pocos, tuvieron la ventaja de poder gozar sanamente de una sexualidad de su pleno interés y hoy continúan viviendo una vida plena de felicidad y de orgullo propio. Pero fueron sólo unos pocos los que tuvieron el beneficio de poder hacerlo, y te aseguro: ni siquiera a ellos les fue sencillo, tuvieron que soportar épocas muy duras y palabras muy hirientes a lo largo del camino.

Lo cierto es que hoy los abuelos y abuelas de las distintas ciudades del mundo siguen en el camino de buscar la independencia sexual y no les ha sido sencillo. Aún hay quienes no logran admitir su homosexualidad a sus familias, y continúan aparentando una vida que no es la propia. Es por ello que los grupos son una gran idea: tal y como en los grupos de terapia y los grupos de ayuda, hay entidades y personas dedicadas a asesorar, aconsejar y ayudar a quienes aún no encuentran “su lugar en el mundo”.

Con la ayuda de estos llamados “amigos de vida” (‘life friends’, en relación a los llamados ‘life partners’ en inglés), muchos hombres y mujeres mayores a los 50 años de edad lograron enfrentarse a su verdadero ser y hallaron la confianza (y el apoyo) como para hablar con sus familias, amigos y conocidos al respecto. Y hoy pueden disfrutar de sus vidas plenamente, gozando de su homosexualidad y de su propia identidad.

Suscríbete para recibir nuevos artículos en tu email.
2008 (c) Alfredo Carrión Vermiglio

Si eres gay o bisexual y no te sientes del todo cómodo contigo mismo, visita mi sección P+F.

Lee también: Vergüenza y culpabilidad por ser homosexual, Por qué trabajo con gays y bisexuales

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: