Sí, quiero: el matrimonio gay en España

La-primera-boda-gayEl 3 de Julio de 2005 fue un día destacable en la Historia de la Homosexualidad en España: fue el momento exacto en el que la ley dignificó legalmente el matrimonio homosexual en el país.

Esta ley, aprobada el 30 de Junio del mismo año, logró hallar su forma práctica en el primer matrimonio gay de España, celebrado entre Carlos Baturín y Emilio Menéndez en Madrid.

El rollo del matrimonio.

La palabra “matrimonio” denomina una institución social y jurídica mediante la cual los contrayentes forman una relación de parentesco, con todos los derechos y obligaciones que esto conlleva. Sin embargo, etimológicamente este término deviene de la expresión “matri-monium”, que designa el derecho de una mujer a convertirse legítimamente en madre, en estrecha relación con la disposición jurídica que indicaba, hasta hace poco, que el matrimonio era el contrato social mediante el cual dos personas se unían con intenciones de procrear en forma conjunta, y así formar una familia, lo que sería el único propósito de las nupcias.

Esta ideología es quizás el punto más fuerte en el que se basan los detractores del matrimonio homosexual en todo el mundo. Por fortuna aún hay quienes apoyan el derecho de todas las personas (hombres y mujeres por igual) que desean unir sus vidas según las disposiciones legales, independientemente de sus posibilidades de procrear en conjunto… después de todo, según esta vieja idea discriminatoria, las parejas heterosexuales en las el hombre, la mujer o ambos fueran infértiles, no podrían contraer matrimonio, ¿verdad?

Lo cierto es que el matrimonio es un estilo de vida por elección que permite no sólo exteriorizar lo que somos y amamos, sino que además nos permite desarrollarnos plenamente como personas dentro de la pareja y frente al mundo, abriéndonos las puertas también a las posibilidades de adopción para poder conformar una familia con todas las de la ley… ¡qué bueno es poder decir “ley”, ¿eh?!

El matrimonio homosexual en España: entonces y ahora.

Hace mucho tiempo, en 1901, dos mujeres se conocieron y formaron una relación íntima, muy lejana a las convenciones sociales de la época.  Pese a los intentos de sus familiares por mantenerlas separadas y en respeto a los códigos de conducta de aquél entonces, el amor de estas dos mujeres sólo iba creciendo con el tiempo.

Así, Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez decidieron dar un paso definitivo que conformaría su unión: dar el sí en matrimonio. Pero recordemos que las leyes nunca siquiera contemplarían estas uniones, por lo tanto tomaron una decisión extrema que llevaría a que Elisa tomara una identidad falsa y figurara en la libreta de matrimonio con una identidad masculina: Mario Sánchez.

Cuando el párroco descubrió el engaño, estas valientes mujeres fueron excomulgadas y  perseguidas como se hacía con los bandidos, pero los estrictos moralistas pasaron por alto un detalle de relevancia: el acta matrimonial nunca fue anulada.

Más de cien años tomó a la Sociedad y a la Justicia españolas dignificar las uniones homosexuales. Así, pasada la primera semana de vigencia legal, se dio lugar el primer matrimonio homosexual español entre Carlos y Emilio, tras tres décadas de relación. Con esta unión, la tenacidad, la relación y el amor lograron, por fin, tener su sitio en la Historia y en el Derecho de España, tercer país en el mundo en dar este paso hacia la equidad y en contra de la discriminación.

Suscríbete para recibir nuevos artículos en tu email.
2009 (c) Alfredo Carrión Vermiglio

Si eres gay o bisexual y no te sientes del todo cómodo contigo mismo, visita mi sección P+F.

Lee también: La generación sin armario, Como superar los insultos y la homofobia, Qué hacer si sospechas que tu hijo es gay

{ 1 comentario… léelo más abajo oagrega uno }

Maggie nelson noviembre 20, 2009 a las 17:04

Cuando la ley redefinió la palabra “matrimonio,” para los homosexuales, era un signo de que la sociedad se estaba volviendo tolerante. Con aprobación y tolerencia de sociedad, son más derechos para los homosexuales. Si una persona no está de acuerdo con el concepto de homosexualidad, las leyes nuevas pueden convencer a una persona, como minimo, a tolerarlos. Las relaciónes homosexuals han existaido siempre, y finalmente en 2005, la ley se puso al día.

Responder

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: