Salir del armario sin salir del armario

16-B-TECLADOEste es un tema que, en principio, fue una revelación, un alivio, una herramienta de desahogo y aceptación… pero hoy se acerca peligrosamente hacia el retorno del orgullo gay hacia dentro del clóset: Internet.

Pues bien, comenzó así: con la aparición de Internet y del mundo virtual, la información de todo tipo y tópico llegaba a las manos (está bien: a los ojos) de toda clase de personas. Luego, los avances hicieron posible la creación y publicación de elementos multimedia. De pronto, podíamos ver videos, fotos, blogs y comentarios que facilitaban a aquellos que vivían un pasar incierto a comprender su realidad. La cultura gay se difundió ampliamente gracias a estas tecnologías, abrió sus alas y llegó a todos los rincones del planeta, y fue fenomenal.

De la noche a la mañana jóvenes temerosos veían y leían las historias de quienes habían superado sus miedos, de quienes vivían con orgullo su identidad sexual, sabían de sitios donde podrían compartir con otros jóvenes homosexuales, parecía que las cosas, finalmente, iban a marchar sobre ruedas. Por otra parte, los blogs y jornales electrónicos privados y semi-públicos eran el medio de expresión por medio del cual hombres, mujeres, gays, lesbianas, bisexuales y transexuales abrían sus corazones al mundo, confesaban sus miedos, contaban sus gustos y confidencias bajo el abrazo del anonimato… y allí es cuando comenzó el problema.

Si bien la libertad era posible, muchos optaron por la mentira. En especial aquellas personas en edades mayores, adultos, para quienes este asunto de la aldea global no era sino papeles de colores, y para quienes llevó mucho más tiempo comprender su dinámica y funcionamiento. Viviendo según los convencionalismos sociales, muchos hombres (casados, con hijos, viviendo sus acostumbradas y enseñadas vidas) podían llevar existencias electrónicas gays. Ciertamente era una transitoria liberación de su sexualidad, pero al apagar el ordenador continuaban profesando una heterosexualidad falsa.

¡Creo que esto no debe ser así! Todo se resume en un golpe de realidad. Lo que os da placer en lo privado, es lo que os dará placer en todos los campos de sus vidas. Existir en una mentira sólo os llevará al desacierto, al desconsuelo, y nunca hacia la verdadera felicidad. Esta es, justamente, la verdadera fortaleza de las nuevas comunicaciones electrónicas: pueden resultar por ser una nueva forma de observar su realidad… pueden ser la nueva manera de salir del clóset.

Sepan que Internet es una poderosa herramienta, que les puede enseñar, que les puede ayudar en su transición, y que puede ayudaros a hallar la vía hacia la aceptación de su verdadera identidad. Pueden leer miles de historias de gente que, como ustedes, tuvo que enfrentarse a su destino. Podrán comunicarse con personas que podemos serles de ayuda, que podemos ofreceros nuestras experiencias y consejos. Podréis averiguar sus gustos, o crear nuevas ideas, incluso encontrar respuesta a vuestros interrogantes.

Verán, blogs como este pueden ser una inagotable fuente de esperanza para quienes están en la duda, o ser un faro de orientación para quienes no logran hallar su sendero. Animaos, que esto puede volver a marchar sobre ruedas en el camino hacia una vida plena.

Recibe mis artículos en tu Email
2009 (c) Alfredo Carrión Vermiglio

Si eres gay o bisexual y no te sientes del todo cómodo contigo mismo, visita mi sección de Consultas.

Lee también: Una red social para LGTBI: The Happy Gay Connection; Qué hacer si sospechas que tu hijo es gay;Por qué trabajo con gays y bisexuales; ¿Ser homosexual es una opción?

{ 1 comentario… léelo más abajo oagrega uno }

Dante mayo 28, 2009 a las 12:00

Realmente es muy interesante lo que decís en este artículo, muchas veces, personas intentan vivir una vida en internet, sin embargo siguien viviendo una mentira. Ya yo he dado el primer paso, lo demás se lo dejo al tiempo.

Un placer leer palabras tan profundas.

Responder

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: