Respeto gay: palabra de honor

Las diversas comunidades gay de todas partes del mundo conocen bien la discriminación. Algunos más, otros menos, pero todos hemos vivido, aunque sea una vez, la discriminación en carne propia.

Hoy que la homosexualidad comienza a ser menos tema tabú y más tan sólo una característica como cualquier otra, sería muy sencillo para nosotros vengarnos de tantos años de abusos y maltratos. Pero somos mejores que eso. Somos más. Somos fuertes, hemos sufrido a lo largo de nuestras vidas y hemos aprendido lo que es el dolor. Por eso es importante aceptar a los demás, no ser “uno más de ellos”… de quienes pagan odio con odio, de quienes devuelven la bofetada.

Hay algunos preceptos que son comúnmente conocidos como los “principios gay”. Se trata de una lista de actitudes que intentamos preservar en nuestra conducta, y mediante las cuales desearíamos que todos viviésemos nuestras vidas. Claro que no son principios exclusivos de la comunidad LGTB, pero diversos grupos de apoyo (especialmente en USA) intentan no olvidar esa parte positiva, ética y saludable de nosotros mismos.

Verás, lo importante aquí es comprender que hay quienes odian la homosexualidad, hay quienes le temen y hay quienes la siguen como un fanatismo o una moda.

Claro que, por suerte, también hay quienes no le dan demasiada importancia, ya que les resulta algo más, algo de nuestro conjunto de características y nada más. Lo que en verdad vale aquí es que comencemos a ser “la mejor persona” en este debate, y que demos a otros la libertad de odiarnos, de temernos, o de aceptarnos. Tal y como desearías que el mundo entero hiciera contigo, ¿verdad?

Aquí debajo copiaré los preceptos de esta lista de “principios gay”, para que te sirvan como lectura. Verás que son siete principios:

1- Respeta la importancia de todos los seres

2- Da a todas las personas un trato justo y amable

3- Busca aprender a lo largo de toda tu vida

4- Crece explorando tus ideas y valores a la par

5- Cree en tus ideas, y actúa de acuerdo a ello

6- Insiste en buscar Paz, libertad y justicia para todos

7- Dale el justo valor a nuestra mutua dependencia con la Naturaleza

Ahora que los has leído, dime: ¿acaso tu vida no sería más tranquila, amena y agradable si vivieses así todos los días? ¿No sería mejor el mundo si todos lo hiciéramos? Claro está que tú puedes aceptarlos y vivir tu vida según estos principios, o puedes también rechazarlos; incluso puedes al menos pensar en ello. Esta es la idea; la belleza de todo esto: que tengas la libertad de ser tú mismo, sin perjudicar a los demás.

Recibe mis artículos en tu Email
2009 (c) Alfredo Carrión Vermiglio

Si eres gay o bisexual y tienes problemas para tener una vida feliz y equilibrada, visita mi sección de Consultas.

Lee también: ¿Ser homosexual es una opción?; La generación sin armario; 7 Razones para Suscribirte

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: