¿Encajarías en un chat de gays y lesbianas? (2)

Me gustaría hacer una nota aparte acerca de mi artículo anterior sobre chats para gays y lesbianas. Y es que tenía ganas de hablar un poco sobre la parte más sexual de esos chats.

En este caso escribiré sobre los chats para hombres gays, pero esto no significa que pueda cubrir también algunos aspectos del comportamiento entre lesbianas.

Muchos hombres gay utilizan el sexo para llenar un vacío en sus vidas y para sentirse queridos, y entonces terminan confundiendo esto con amor. El sexo ofrece placer instantáneo y una pseudo-intimidad.

Es fácil para los hombres gay verse metidos en frecuentes encuentros esporádicos mientras buscan una especie de conexión a través del sexo. A menudo esto mantiene sus relaciones íntimas bastante superficiales, pero la intimidad poco profunda es mejor que la soledad total y el aislamiento que pueden llegar a sentir debido al heterosexismo y la homofobia de la sociedad que les rodea.

Los encuentros sexuales esporádicos también les ayuda a recordarse de que existen, tomando en cuenta la invisibilidad que experimentaron mientras crecían. El sexo es una forma de recordarse a sí mismos que aún están ahí, sin tener que ejercer mucho esfuerzo emocional o mental.

Todo esto deja a los hombres gay vulnerables a desarrollar adicción sexual y otros trastornos sexuales, de los que hablaré en otros artículos.

¿Qué hacer para evitar estos problemas?

Salir del armario es un proceso que puede durar años y no sólo se trata de decir a otras personas que no eres heterosexual. Este proceso tiene como objetivo el desarrollo e integración de tu identidad como gay o lesbiana.

Como proceso, tiene varias fases o etapas más o menos delimitadas por la psicología.

Aunque es cierto que se espera un poco de lujuria y experimentación sexual durante una de estas etapas (a la que llamo la “adolescencia gay”), mantener esta conducta durante demasiado tiempo (usualmente más de 2 ó 3 años) podría llevar a sufrir problemas de adicción sexual o algún trastorno parecido.

Por eso no estoy en contra de la experimentación sexual, siempre que sea segura. De hecho, experimentar tu sexualidad con personas distintas te servirá para conocerte mejor y llegar a saber qué es lo que deseas finalmente. Pero tienes que ser conciente de tus deseos y darte cuenta de cuándo parar.

Llegará un momento en el que toda esta actividad te resultará poco gratificante y querrás algo más. Una intimidad más real y profunda, llena de compasión y amor real hacia otro individuo.

Mi consejo es que entiendas que esto es sólo una fase, una etapa por la que pasarás para llegar a la integración de tu identidad. Si crees que estás bloqueado en esta fase, explora la posibilidad de que sufras algún trastorno del comportamiento o una adicción sexual. Asímismo, podrías analizar si este bloqueo se debe a algún trauma o etapa no resuelto de tu infancia. Un psicólogo cualificado te será de gran ayuda en estos casos.

{ 0 comentarios… agrega uno ahora }

¿Tú qué opinas?

Previous post:

Next post: